5 selfies que nunca podrás hacerte

Por si alguno se creía que el selfie sería una moda pasajera, parece que ya es hora de que te desengañes. Muy al contrario, el selfie empieza a convertirse en un símbolo, un símbolo que ha nacido de los usuarios, la “gente normal” que pulula por Internet.

Y como casi todo en internet ha servido en más de una ocasión para que las grandes estrellas y personalidades importantes se dejen ver a la altura del resto de los mortales, en definitiva el selfie “humaniza” y acerca, ya que es algo que puede hacer tanto Ellen Degeneres y una tropa de actores de Hollywood como tu prima la del pueblo.

Captura de pantalla 2014-04-14 a las 10.45.54

Y es que, ¿al alcance de quién está poder hacerse un selfie con su mismísima santidad el Papa Francisco? Unos recién casados aparecen felices cuales believers (de los otros) ante la figura del pontífice, en cuya estrategia las redes sociales tienen gran presencia (el vínculo entre Dios y tú se hace llamar @Pontifex en Twitter).

Captura de pantalla 2014-04-14 a las 10.46.28

Si hablamos de selfies inaccesibles, la Casa Blanca puede servirnos de ejemplo perfecto. Los peculiares personajes que aparecen en esta autofoto con Barack Obama son el científico Bill Nye (“The Science Guy”) y el astrofísico Neil deGrasse Tyson, para los que fue “todo un honor” conseguir el “Presidential selfie”, categoría a la que Barack es aficionado y Michelle… no tanto.

Captura de pantalla 2014-04-14 a las 11.09.07

Casi tan inaccesible como la residencia presidencial, la NASA publicó en su web este selfie de un astronauta en órbita, que fue recogido por Andrew Karcynski, corresponsal de política para Buzzfeed, y twitteado como “el mejor selfie de la historia”.

selfie-beyonce

La autora de este selfie no era consciente de que Beyoncé se deslizaba creptando por el escenario hasta colarse en su foto: La pose perfecta y la sonrisa practicada en cientos de anteriores selfies eclipsaron los sentidos de esta adolescente que no vio el photobomb de la diva del pop.

selfie-snowdenOlvida todo lo que has visto, ni el Papa ni Obama ni la estratosfera: Edward Snowden estuvo presente en Vancouver gracias a TED y a un robot de telepresencia, que luego utilizó para recorrer los pasillos, charlar con la gente y sí, darles la posibilidad de obtener un selfie con el hombre que dejó a EEUU en bolas.

¿Y a ti, con quién te gustaría tener un selfie?

Share on:

Comments are closed.