Brendan Eich: Homofobia al cargo de Mozilla Firefox

La polémica ha asaltado la red con el nombramiento de Brendan Eich como CEO de Mozilla, debido a su postura en contra del matrimonio homosexual, que ha provocado un boicot al navegador Firefox por parte de la web de dating OkCupid.

Existe en la sociedad global la fea costumbre de caminar dos pasos hacia delante y después detenerse en seco permitiendo el lujo de descansar conformes, como si el pozo de la evolución hubiese ascendido hasta una tapadera que oprime su crecimiento. Solemos alardear de progreso, dejar las luchas a medias y olvidar la cara injusta de la humanidad. Hasta el momento en que ésta se vuelve y nos grita al oído.

Hasta 1990, la homosexualidad no desapareció de la lista de enfermedades mentales creada por la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Han pasado catorce años desde entonces, el siglo XXI ha hecho acto de presencia y, sin embargo, aún hay quien no concibe el amor entre dos personas del mismo sexo. Un porcentaje de habitantes reaccionarios que, cuando se hacen notar, despiertan del letargo al resto de la sociedad sensata.

Que se lo pregunten a Mozilla Firefox. El pasado 24 de marzo, la empresa a cargo del conocido navegador web elegía como de CEO a Brendan Eich, creador del lenguaje de programación de JavaScript. Algo que podría considerarse una gran apuesta y que se ha visto truncada por la inclinación ideológica del mismo.

Tras el nombramiento de Eich, no tardaron en salir a la luz reacciones que recordaron la postura homófoba del experimentado técnico. En 2008, 1000 dólares de su bolsillo colaboraron en la “Proposición 8”, un referendo celebrado en California que suprimía el derecho a contraer matrimonio entre personas del mismo sexo.

Ante los ataques recibidos, Firefox respondía en vano con un comunicado en el que decían defender “la diversidad de orientaciones sexuales y creencias” dentro del equipo. El descontento continuó, llegando a provocar la renuncia de tres miembros de la junta directiva de Mozilla: Gary Kovacs, ex CEO de Mozilla y ahora CEO de AVC Technologies; John Lilly, también ex CEO de la compañía y ahora socio de Greylock Partners; y Ellen Siminoff.

Con esto, se abría la veda a un boicot que ha llegado hasta OkCupid, una web de citas estadounidense que ha denegado el acceso a sus usuarios a través de Firefox invitándoles a recurrir a otro navegador con un comunicado que reclama:

“Nos hemos dedicado durante los últimos diez años a unir personas, a todo tipo de personas. Si individuos como el señor Eich se salieran con la suya, cerca del 8% de las relaciones en que hemos logrado trabajando duramente, serían ilegales (…) Aquellos que buscan negar el amor y en su lugar hacer cumplir la miseria, la vergüenza y la frustración son nuestros enemigos, y no le deseamos otra cosa que el fracaso”.

Así es como estalla la voz de la cordura, demostrando una vez más que el conservadurismo incoherente no será bien recibido en un mundo que trata, desde hace décadas, mirar únicamente al frente y donde el caso de Mozilla Firefox supone un paso atrás. Si en esta era soldada a Internet, el tercer navegador web más usado desde agosto de 2012 pone en su dirección ejecutiva a un tipo que lleva la homofobia por estandarte, ¿de dónde se supone que debemos tomar ejemplo el resto?

Share on:

Comments are closed.