Si tienes una tienda online, tu objetivo debería ser conseguir que el usuario pueda decidir si quiere realizar la compra con un solo vistazo. No se puede garantizar el éxito, pero cuanto más fácil lo pongamos, más fácil será que decidan hacer click y comprar tus productos.