¿Periodismo o propaganda?

A menudo se plantea esta cuestión en reuniones informales con tono jocoso o a modo de crítica sesgada e imprudente, pero lo cierto es que hay pocos medios de comunicación que realmente haga honor a su nombre. En una sociedad digital, los medios de comunicación tienen básicamente cinco pilares:

[accordions] [accordion title=»Informar»] Contrastando fuentes y sin subjetivar la información. [/accordion] [accordion title=»Conversar»] Va ligado al punto 4 pero no resulta lo mismo. No sirve con interactuar, hay que llegar al siguiente nivel y generar conversación con el usuario. [/accordion][accordion title=»Entretener»] El usuario debe poder desconectar y tener una fácil digestión de nuestros contenidos. Ni contenidos en 140 caracteres tipo tweet ni cantidades ingentes de información son las dos únicas vías. Hay un término medio y ahí es donde entra en juego entretener. [/accordion][accordion title=»Interactuar»] Haciéndolo sin invertir grandes cantidades de tiempo de trabajo. Ese tiempo se destinará a los casos que los necesiten, en los que se generará conversación. [/accordion][accordion title=»Opinar»] La opinión, diferenciada claramente en la estructura de contenidos del resto, es fundamental para fidelizar al cliente. [/accordion] [/accordions]

La falta de formación profesional en algunas mastodónticas redacciones (y en algunas no tan grandes) implica que en muchas ocasiones no se cumpla con estos cinco objetivos. El 1 y el 3, informar y entretener son los más recurrentes en medios que se acercan más a ser una agencia, a repartir en las paradas de metro cual propaganda, que el 2, el 4 y el 5, por ejemplo. ¿Cuantas veces has visto un copy-paste de nota de prensa en un medio, blog o web corporativa?. Las malas prácticas convierten a menudo a aquellos que presumen de tener un medio de comunicación en agencias que comercializan con propaganda.

Periodismo es contar lo que no quieren que se cuente. Todo lo demás son relaciones públicas.

Share on:

Comments are closed.