Con las redes sociales, el público se sitúa al mismo nivel comunicacional de las marcas, y es la oportunidad de estas últimas de cambiar de dirección: es hora de escuchar a la gente y atender sus demandas y necesidades allí donde están, es hora de Social CRM.